reev-industrial

¿Qué es la cuarta revolución industrial y por qué es motivo de una transformación radical?

Desde finales del siglo XVII, cuando aparece la primera máquina de vapor hasta nuestros días donde la integración de tecnología robótica más los procesos integrados a través de sistemas ciberfísicos, ofrecen la posibilidad de una transformación radical de la forma en que conocemos a la industria moderna.

Hoy en día, cuando la presencia de sistemas automatizados y de aplicaciones robóticas para abordar los temas productivos en la industria moderna mundial es una realidad, es cuando los expertos empiezan a enfatizar sobre las características de este nuevo proceso.

Los economistas le han puesto nombre: La cuarta revolución industrial, la que avanza marcada por la convergencia de tecnologías digitales, físicas y biológicas, que anticipan que cambiará el mundo tal como lo conocemos. ¿Suena muy radical? Es que, de cumplirse los vaticinios, lo será. Y está ocurriendo, dicen, a gran escala y a toda velocidad.

Según lo planteado por Klaus Schwab, autor del libro ” La Cuarta Revolución Industrial” publicado este año, “estamos al borde de una revolución tecnológica que modificará fundamentalmente la forma en que vivimos, trabajamos y nos relacionamos. En su escala, alcance y complejidad, la transformación será distinta a cualquier cosa que el género humano haya experimentado antes.”

Se espera que las repercusiones impactarán en cómo somos y nos relacionamos hasta en los rincones más lejanos del planeta: la revolución afectará “el mercado del empleo, el futuro del trabajo, la desigualdad en el ingreso y sus coletazos impactarán la seguridad geopolítica y los marcos éticos. Entonces, ¿de qué se trata el cambio y por qué hay quienes creen que se trata de una revolución?

Lo importante, destacan los teóricos de la idea, es que no se trata de desarrollos, sino del encuentro de esos desarrollos. Y en ese sentido, representa un cambio de paradigma, en lugar de un paso más en la carrera tecnológica frenética. Son procesos que se basan en sistemas ciberfísicos, que combinan infraestructura física con software, sensores, nanotecnología, tecnología digital de comunicaciones y en donde la internet de las cosas jugará un rol fundamental, permitiendo agregar US$$14,2 billones a la economía mundial en los próximos 15 años
“La cuarta revolución industrial, no se define por un conjunto de tecnologías emergentes en sí mismas, sino por la transición hacia nuevos sistemas que están construidos sobre la infraestructura de la revolución digital (anterior)”, dice Schwab, que además es director ejecutivo del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) y uno de los principales entusiastas de la “revolución”.

Para enfrentar dilemas o desafíos como este, hoy en día la industria cuenta con empresas como MIRS, líder en el desarrollo de aplicaciones robóticas a nivel latinoamericano, quienes han depositado sus esfuerzos y empeños en ir de la mano con las necesidades tecnológicas de una industria, tanto minera como pesada, fuertemente influenciada al cambio dadas las condiciones de desarrollo y económicas imperantes en el mundo actual.

Fuente: http://www.bbc.com/mundo/noticias-37631834

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *