Luis Baeza en MIRS Robotic Day 2016

“Estamos muy atentos a las necesidades, exigencias y desafíos de la industria”

Luis Baeza, quien lidera el Área de Desarrollo de MIRS, explica cómo el aprendizaje diario con clientes los ha impulsado a desarrollar proyectos y soluciones innovadoras para la minería.

 

¿Qué rol juega el Área de Desarrollo en MIRS?

Es un área muy relevante, porque es donde se inician los proyectos. Aquí se mezcla el plano de las ideas, donde la creatividad es muy importante para alcanzar la conceptualización de un proyecto, y la materialización de esa idea. Hay que considerar que de nada sirve tener miles de ideas si ninguna puede concretarse. Ese es el desafío de nuestra área: desarrollar un concepto o producto que responda a las necesidades de nuestros clientes, que funcione y agregue valor.

¿Cómo es la relación con el cliente y cómo se adaptan a sus necesidades?

El cliente es muy importante en nuestro quehacer diario. Son ellos los que mejor conocen las problemáticas propias de la industria y, por lo tanto, son nuestros mejores sensores para saber cómo estamos haciendo las cosas.

 ¿Cómo ha sido su experiencia en estos 10 años de MIRS?

Una de las principales ventajas de trabajar en esta área es que tenemos el respaldo para atrevernos a hacer cosas nuevas, empujando nuestros propios límites. En este proceso evidentemente que nos hemos equivocado, pero para nosotros esto representa un gran aprendizaje.

Además, nuestra Área de Desarrollo está compuesta por personas jóvenes y con experiencia, lo que es muy estimulante, porque nos permite romper ciertos paradigmas. Podría decirse que somos un poco rebeldes; no nos gusta hacer siempre las cosas de la misma manera, y eso nos permite tener una mirada diferente.

¿De qué manera las soluciones robóticas se adaptan a las necesidades de los clientes?

La robótica funciona así: uno tiene un arsenal de piezas y de acuerdo a las necesidades se van tomando distintos elementos y armando un nuevo rompecabezas.

Nosotros llevamos mucho tiempo creando distintos elementos que podemos incorporar según la necesidad del cliente. Cada caso se analiza individualmente, se evalúan los componentes tecnológicos que requiere, y se presenta un producto o solución de acuerdo con esas características.

¿Cuánto destinan a I+D? ¿En qué se traduce ese esfuerzo?

Nosotros somos 100% I+D. Es una responsabilidad muy grande, ya que somos la cabeza y el motor de la compañía. Si MIRS no enfocara sus esfuerzos a la Investigación y  Desarrollo, no tendría productos que ofrecer.

La innovación en tecnología es lo que mueve a esta empresa, pero no sólo para la creación de nuevas soluciones, sino que también para ser un aporte en investigación para la sociedad. Por esto colaboramos activamente con la academia y otros sectores enfocados en la innovación.

¿Qué es lo más innovador que ha hecho MIRS?

La verdad es que hay proyectos que han sido extremadamente desafiantes. La máquina despegadora de láminas de arranque ha sido un proyecto que nos ha quitado varias noches de sueño y nos ha sacado un par de canas. Pero ése es sólo un ejemplo del desafío al que nos enfrentamos diariamente.

Todas las soluciones que creamos son máquinas muy complejas que nos ponen varios pasos más adelante de nuestros potenciales competidores y nos hacen una empresa diferente.

¿Por qué eligen a KUKA como proveedor de brazos robóticos?

Nosotros trabajamos con KUKA porque nos da confianza, es una marca alemana de calidad, que nos entrega confiabilidad y seguridad. Sabemos que no va a fallar.

Pero para nosotros los robots son una pieza más. La clave está en qué hacemos con ese robot, qué le agregamos y cómo lo hacemos trabajar en conjunto con otras máquinas. Es decir, cómo interactúa y se integra a un proceso, agregando valor.

¿Cómo se enfrentan a los desafíos que les plantean los clientes?

Nosotros aprendemos todos los días, sobre todo gracias al cliente. Sin embargo, hoy los desafíos también provienen de la tecnología y los equipos, que van generando nuevas necesidades y temas a solucionar. Es un aprendizaje que no se detiene.

Una de las ventajas de este trabajo es que, al ser proveedor externo, uno conversa con muchos clientes de distinto tipo y va recogiendo muchas experiencias distintas. Esto es muy enriquecedor, ya que te das cuenta de que no hay una verdad absoluta, sino que diversas realidades. Y esto genera un proceso de mejora continua.

¿En qué sectores ven que hay oportunidades de robotización en Chile?

El potencial de automatización hoy es enorme. Prácticamente todas las industrias pueden robotizarse: el sector agrícola, alimenticio, forestal y muchos otros. La robótica va para todas partes. Evidentemente hay casos que son más complejos. La agricultura, por ejemplo, debido al clima y el entorno en el que opera, requiere soluciones más complicadas, pero vamos a llegar allá. Creemos que la automatización de los procesos industriales es un camino sin retorno.

¿Qué podemos esperar del Área de Desarrollo en un futuro próximo?

Estamos en la fase conceptual de algunos equipos que pueden ser muy transgresores en minería y que están siendo financiados, por ejemplo, por Corfo. Son proyectos muy innovadores y que nos están llevando al límite de lo que somos capaces de hacer.

Vienen novedades importantes para la minería principalmente, con soluciones que compiten, por ejemplo, con máquinas hidráulicas. Esperamos también el desarrollo de mega robots, con mayores capacidades y aplicaciones más sofisticadas, que resuelvan temas importantes para la minería, en términos de costos, calidad y seguridad.

Es importante considerar que la robótica es una industria que está haciendo cosas nuevas todos los días y en MIRS estamos en esa misma línea, muy atentos a las necesidades, exigencias y desafíos de la industria.

 

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *